El hacha vikinga, la segadora de almas

El hacha vikinga es una de las armas más usadas por los vikingos de cualquier estatus social o procedencia. 

Siendo una de las hachas de guerra más conocidas de la historia, el hacha de vikingo era una la última visión que muchas personas vieron durante la Era Vikinga.

Si algo define al hacha vikinga es que es funcional. En parte herramienta y en parte arma, el hacha vikinga evolucionó en diversos tipos de hachas de guerra; hasta llegar a la más conocida de todas, el hacha danesa; y en sus descendientes, el hacha medieval, el hacha de abordaje y el tomahawk.

hacha vikinga hacha de vikingo hachas de guerra
Imagen del monumento a Leif Erikson, donde se aprecia que porta un hacha danesa

El hacha vikinga fue tan popular gracias al sentido pragmático de los vikingos. Escandinavia es tierra del bosque boreal, grandes extensiones de coníferas y otros árboles de madera dura, que era la materia prima en cualquier proyecto de construcción y que se usaba además para calentar el hogar en un clima frío. 

En este contexto, no es de extrañar que el hacha de un vikingo fuera una de sus pertenencias más usadas y que las llevaran consigo allá donde fueran.

Los carpinteros y constructores navales usaban diversos tipos de hachas vikingas para trabajar la madera, para extraer los tablones, figas y estructuras con los que construir un drakkar , una empalizada o una casa comunal. 

Lógicamente, si te embarcabas para una expedición de caza, comercio o pillaje, necesitarías tener contigo las herramientas necesarias para reparar tu barco; y puesto que en éste el espacio es limitado, llevando un hacha vikinga contigo tienes una herramienta muy útil y un arma.

Además, en toda granja y hogar nórdicos podían faltar muchas cosas, pero jamás un hacha vikinga funcional, si querías calentarte o cocinar, necesitabas procesar grandes cantidades de madera; y el hacha era la herramienta indicada.

El hacha vikinga era barata de construir

Efectivamente amigos, las hachas vikingas eran fáciles de construir y muy baratas. Algo más caras que una lanza vikinga o que un cuchillo, resultaban muchísimo más baratas de construir que la peor de las espadas vikingas; y eran mucho más prácticas.

La estructura y técnica de las hachas vikingas encontradas en los yacimientos arqueológicos muestran el mismo proceso de fabricación: a la estructura básica del hacha, que se fabricaba en hierro fundido, se le soldaba de forja un filo de acero, creando una estructura laminada, similar al San Mai, donde dos capas de metal más blando envuelven un núcleo de acero de gran dureza y resistencia.

Esta estructura, usada hoy en día para hacer también puukkos y otros cuchillos de bushcraft asegura el máximo rendimiento y economicidad de materiales.

Tipos de hachas vikingas

Que las hachas vikingas fuesen populares y baratas no está reñido con el hecho de que tuvieran diseños y usos especializados para determinadas tareas. Los tipos de hachas de combate vikingas más conocidos son:

Hacha ancha de combate

El hacha de vikingo ancha tenía, como su nombre indica tenía una hoja muy ancha y un filo muy agudo de unos 20 ó 30 centímetros. Este hacha de combate se blandía con una mano y estaba diseñada para descargar pesados golpes cortantes.

Como herramienta de carpintería podía usarse para confeccionar tablones o vigas, debido a su peso y amplia superficie de corte.

Hacha vikinga funcional estilo Mammen

Similar a un tomahawk, este hacha de guerra tenían una cabeza alargada y un filo no superior a los 10 cm. Esta hacha vikinga estaba pensada para dar golpes rápidos y penetrantes, que pudieran atravesar un escudo o casco.

Por su diseño, también podría ser lanzada a cierta distancia.

Hacha barbada

El hacha de vikingo barbada tenía el filo inferior algo más largo y pronunciado, como si fuera la barba de un hombre, de ahí procede su denominación.

Este hacha de combate vikinga estaba diseñada para atrapar o apartar el escudo con el apéndice inferior.

Por su gran superficie de corte también podía ser una estupenda herramienta para alisar la madera y obtener maderos, vigas y tablones.

Hacha vikinga con cuernos

Los armeros no saben muy bien a qué tipo de hacha se referían las sagas al hablar de hacha con cuernos. Algunos piensan que pudiera tener apéndices punzantes, como una alabarda, pero de mango corto.

Hacha danesa

hacha danesa hachas vikingas hacha de vikingo hacha de combate
Fragmento del tapiz de Bayeux que muestra a un grupo de guerreros normandos, uno de ellos porta un hacha danesa casi tan alta como él.

El hacha de vikingo danesa posiblemente sea el tipo de hacha vikinga más conocida. La peculiaridad del hacha danesa era su longitud, que podía igualar o incluso superar la altura del guerrero que la blandía.

El hacha danesa era capaz de infligir terribles heridas con su cabeza ancha de corte en manos expertas. Y esta es una peculiaridad de este tipo de hacha vikinga, requería de una especial pericia para manejarla, pues debía hacerse con las dos manos.

Sólo los guerreros más diestros se atrevían a empuñarla en el campo de batalla, por ello era común ver a los huscarles, la guardia pretoriana de los jarls y líderes vikingos, usarla o también era muy común verla en manos de algún berserker. 

El hacha danesa también es famosa por aparecer representada en el Tapiz de Bayeux, en el que se narran los preparativos y conquista de Inglaterra por parte de Guillermo El Conquistador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.